Guía para ver películas de Pedro Infante

Posted On 23 abril 2013

Filed under arte, cine, obsesiones, televisión

Comments Dropped 4 responses

Hace un par de semanas me acordé de una escena de una película de Pedro Infante, Escuela de vagabundos (1955).

Ésta:

Jajajajaja La puedo ver ochentamil veces y me da la misma risa como si la viera por primera vez. Bueno, en esta escena no sale Pedrito, pero da igual, ¡es un peliculón!

Mis papás son bien ‘fanes’ de Pedro Infante y se saben muchos diálogos, chistes y canciones de sus muvis, entonces yo crecí escuchando (allá de fondo, en el otro cuarto) sus canciones de amor, esas que cantaba con los ojitos a medio cerrar como de borreguito enamorado… ¡¡¡Ayyyyy!!!

Pedro Infante

El caso es que hace unas semanas vi este video y luego casualmente encontré la película completa en Youtube… Pos la terminé y seguí con otra y con otra y con otra, y yo creo que nomás en estos días me aventé unas diez.

No se sienten como muchas porque son muy ligeritas, son películas muy sencillas, con plots muy distintos pero casi siempre se digieren fácil, supongo que esa era la naturaleza de los personajes que hacía Pedro Infante, un hombre sencillo, con el que cualquier persona se podría identificar.

Las comencé a ver porque sé que existen, sé de qué tratan, las conozco (de tanto oír hablar de ellas toda la vida), pero nunca las he visto con conciencia, con ojo de adulto,  desde un ángulo analítico, juzgando su fotografía, las actuaciones, los diálogos, las tomas…   Y qué chulada.

Pedro Infante 2.

Y es que yo creo sus muvis están infravaloradas, de tanto que las pasan en Televisa los sábados uno ya se harta… ahora nomás ves tantito una película en blanco y negro en tus cochinas televisiones  plasmas, hache de, tri di, y le cambias rápido porque quieres ver los pinches ‘transformers’ o los ‘avatars’ en alta definición. ¡No!

Así que este pequeño post les podrá servir a los que nunca hayan visto una película de Pedro Infante y quieran (al menos por curiosidad, si no por devoción) ver qué pedo con Pedro. Voy a recomendarles algunas.

Mis papás me ayudaron a recordar cuál película era cuál, por actor, por título de filme o por trama, así que aquí van algunas de mis favoritísimas, mis menos favoritas y hasta las insoportables:

FAVORITAS

– La oveja negra (1949). Esta es mis preferida de todos los tiempos, por los siglos de los siglos. Silvano Treviño (Pedrito), es hijo de Cruz Treviño Martínez de la Garza, el epítome de padre mexicano. La historia es sobre una familia que sufre al jefe del hogar, le aguanta sus borracheras, sus apuestas, sus mujeres… Cruz es detestable. Pero la película es un manojo de risas y llantos, entrelazados de una manera magistral (Agh, ya la quiero ver otra vez!).

La oveja negra (1949).

Ismael Rodríguez, es el director de esta y muchas de las grandes películas del Cine de Oro mexicano, así que el plot es impecable, las actuaciones son lo más grande y el libreto una genialidad.

La película tiene una secuela, No desearás la mujer de tu hijo (1950),  y juntas son una chulada de maíz prieto, a uno le sale el orgullo de ser norteño (sí, señor!) y hasta dan ganas de hablar más golpea’o. ¿Pos’ a poco? Sí, iñor.

No desearás la mujer de tu hijo (1950)

El personaje de Pedro Infante es Silvano, un hijo que ama a su padre a pesar de todas las pendejadas que hacen los padres, y yo aquí me identifico cien pinche por ciento, quizá por eso me gusta el filme. Silvano obedece siempre con un “Sí, apá”, “Ta’güeno, apá”, y a uno le dan ganas de romperle el hocico de un chingazo para que sea un poquito más rebelde: He ahí la brillantez de su actuación. (Aplausos de pie)

Pedro Infante borracho.

Mis favoritas son las escenas de borrachos y para eso, Pedro se pinta solo.

Una de las cosas curiosas de la muvi es que Fernando y Andrés Soler, hermanos en la vida real, actuaron en la película como compadres, y juntos son lo más.

Por ahí me enteré que en una escena Cruz Treviño dice su nombre al revés, se confunde y cuatrapea sus apellidos. Leí que el director había decidido dejar la escena con el error debido a que era una escena muy fuerte y había sido actuada con tal perfección, que le valió pito y la dejó con el nombre cuatrapeado. ¡Bien! Al menos yo sí soy bien fan de la imperfección en la perfección.

Kamcia. La oveja negra (1949).

Pero la actuación sublime de la película se la lleva Kamcia, el caballo de Silvano, que se lleva todas las escenas en las que aparece, ya sea bailando, hablando o nomás relinchando. Qué chulo animal.

– Los tres huastecos (1948). ¿Qué cosa existe mejor que ver una película de Pedro Infante? Una película donde salgan tres Pedros Infantes. That’s right, betch!

Pedro hace tres personajes distintos, los hermanos Andrade, un padrecito, un militar y un villano. Verlo interpretar tres papeles distintos, incluso los tres juntos en escena, es una delicia, un derroche de ingenio, talento y escuela. La verdad, mis respetos.

La película trata de unos trillizos que fueron separados al nacer y cada uno se fue a vivir a una Huasteca: la potosína, la veracruzana y la sanluiseña… años más tarde se reúnen y ¡¡¡Desmadre!!!

Lorenzo, Juan de Dios y Víctor Andrade. Los tres huastecos.

De esta muvi quiero resaltar dos joyas: 1. Maria Eugenia Llamas, La Tucita, la hija de Lorenzo Andrade ‘El Coyote’. Lo único que puedo decir es: pinche güerquilla desgraciada.

Y resaltar la joya número 2. Fernando Soto ‘Mantequilla’, de los cómicos el mejor, ni siquiera Piporro me causa tanta gracia como él.

Pedro y Mantequilla (Los tres huastecos)

Nosotros los pobres ( 1948), Ustedes los ricos (1948) y Pepe El Toro ( 1953). De estas nomás decir que a los 20 minutos de comenzada (la trilogía), ya estaba llorando. Ahí nomás te le dejo.

Esta película no se puede spoilear, tooodos la conocen, toooodos saben de qué trata, así que no ahondaré en el plot.

Lo único que diré es que es una de las dos mejores actuaciones de Pedro Infante (La otra es Tizoc), la que mejor aborda la naturaleza del mexicano y una curiosidad actual del México de no hace muchos años.

En esta escena, que es mi favorita, el hijo de Pepe El Toro, El Torito, acaba de morir quemado dentro de su casa.

El Torito

Muerte del Torito

¡Toritooooo!

Fíate, alomejor yo soy bien marica o alomejor la película es brillante (eso decídelo tú), pero mira, si en esta escena no lloras lágrimas gordas y te salen mocos, si en esta escena no sientes que se te estruja algo en el pecho y se te hacen nudos en la garganta, neta, no te respeto. Si no sientes nada al ver esto, eres un pedazo de piedra horrible sin corazón, ojete y poco ser humano. Ya enfréntalo, no vales nada como persona.

Clávate en las sombras de la escena, en la manera de llorar del actor, las fibras que te toca… Nonononononono, otra cosa.

Tizoc (1957). Esta es una de las dos o tres películas que PedroInfante alcanzó a hacer a color, es un highlight de su filmografía porque ganó muchos premios de la crítica, en México y en el mundo (Muy aclamada en Berlín).

La protagonista mujer es María Félix, una belleza de mujer. A mi ya me gustaba la Doña, me gusta su papel de mujer fuerte e independiente, soberbia, sin piedad (Que por cierto después de este maratón de Pedrito, creo que me aventaré un maratón de la Félix), pero al verla en la pantalla, actuando o nomás mostrando su pinche cara, te das cuenta porqué la aclaman tanto.

María Félix en Tizoc Tizoc: Pedro Infante y María Félix

Ella tiene esa belleza que tiene (o tenía) Marilyn Monroe, que ves sus fotos y no le puedes quitar los ojos de encima, que en cada pose, en cada ángulo te dan ganas de seguirla viendo, de verla todo el día, porque es tan linda, tan proporcionada, tan estética la ubicación de sus ojos con respecto a su boca, sus pómulos, sus cejas, todo! Es una adicción para los ojos. Y luego escucharla hablar es chistosísimo, porque tiene un acentillo bien raro que yo no puedo definir.

Tizoc

Pero bueno, Pedro Infante interpreta un papel diferentísimo a todos los que había hecho antes y esos cambios de personaje que lo retan como actor, se aprecian y se agradecen porque es un gusto verlo haciendo otra cosa y haciéndola bien.

Sea riendo o llorando, Pedro tiene la corona de mi corazón.

Hay otras películas que me gustan también, A toda máquina, con Luis Aguilar y su secuela Qué te ha dado esa mujer; Angelitos negros, un drama que toca temas de racismo, Escuela de Rateros, Ahí viene Martín Corona  (En la que salen cantando juntos José Alfredo Jiménez y Pedrito, y en la que dicen que Pedro no quería besar a Sara Montiel porque no se bañaba ni se lavaba los dientes), Pablo y Carolina…  valen la pena verlas y seguirle con el mood de ver películas del Cine de Oro, en vez de largarse al cine a gastar horrores para ver películas pinches y de medio pelo.

Además, yo digo, de nada me sirve andar viendo toda la peliculografía de Hitchcock o de Argento (por ejemplo, en mi caso), si no conozco lo que se hizo en México, si no me “especializo”, en mis posibilidades, en lo que yo puedo presumir del cine de mi país.

Tenía pendiente ver unas películas de Anna Karina (cine francés) y quería seguir con mi ciclo de cine de terror de los sesentas/setentas, pero hace unos días cambié de opinión, voy a comenzar unas películas mexicanas. Raúl me ha recomendado algunas de López Tarso y me ha ofrecido también algunas de Luis Buñuel, creo que le voy a dar por ahí, ya me piqué.

Anyways, este post lo escribí por mi reciente fiebre por el cine mexicano y de pasadita lo aproveché porque el pasado 15 de abril Pedro cumplió ya muchos años de muerto.

Este es mi pequeñisisisisimo tributo personal y mi labor para orientar a otros si alguna vez quieren ver una, sólo una, película de Pedro Infante; estoy segura que de ver una muvi (una de las mejores), les darán ganas de ver otra y otra y otra.

Dios guarde a los artistas y nos siga dando más.

Pedro Infante

Horror primigenio: My three cents

Desde hace unos meses, me he venido interesando en películas ‘de culto’. No precisamente en películas clásicas de la época de oro baluarte de la humandidad, pft!… no.

Más bien, he descubierto un nicho de cine de terror ‘olvidado’, ridiculizado un poco por sus diálogos mochos, su trama estúpida, su traducción pobre, pero con esfuerzo honesto en sus special effects y con un feeling oldie del que todos tenemos nostalgia hoy. God damned you, siglo actual decadente!

Por ejemplo, nadie puede decir que ‘Hasta el viento tiene miedo’ no le da un poquititititito de miedo, aunque sea. No se diga ‘El libro de piedra’, clásico del cine mexicano con el que todos morimos de miedo cuando eramos niños, y joto el que lo niegue.

Ese tipo de filmes de terror del bueno, del terror de los cincuentas, sesentas o setentas, donde todavía se podía vender el miedo a Drácula, a un Werewolf… ‘mbre, qué vergüenza las películas de terror de hoy en día (La agüelita que llevo dentro escribe esto), ‘orita el miedo es un sicario, morir entambado en ácido, descuartizado, ¡qué vergüenza, ya no hay imaginación!

Entonces decía que todo empezó cuando un día Raúl me vio sin maquillaje… bájenle, que todas sin maquillaje nos vemos un poco muertas, creo que no nomás yo… creo.

El caso es que Raúl me dijo un día que no me maquillé, con todo su amor de novio librando una batalla con el hobbie de tirarme carro: “Liz, pareces Alucarda, pónte tantito color”.

Alucarda.

El que no la haya visto, hágame caso: una joya preciosa del cine mexicano.

Me sorprendió muchísimo ver actores de Televisa, participando en esta producción de Juan López Moctezuma, hablando inglés como británicos, enseñando tetas e invocando a Astaroth. Una delicia.


Alucarda, the daughter of Darkness

Alucarda, el culto satánico
Alucarda, la ofrenda a Satanás
Alucarda y Satanás

Alucarda, el castigo

Alucarda, la posesión

Alucarda, the daughter of darkness, 1978.

No es tan viejita, eh! Las posesiones diabólicas están de moda, ya son los setentas, acaba de pasar la liberación del sexo, así que a la mitad de un culto satánico es válido coger! Claro que es de absoluta necesidad tener sexo lésbico e invocar a Belzebú al mismo tiempo, si no, ¿Qué sería del mundo? Estaríamos perdidos.

Tina Romero, como Alucarda

Yo a Tina Romero la había visto en novelas cuando era niña y no daba un quinto por ella, la verdad, qué te puedo decir, después de verla como Alucarda creo que seré la presidenta de su club de fans ‘Por el amor de Alucarda’. Informes aquí.

Tanto que en Navidad recibí este regalo de mi amado y satánico novio:

Alucarda shirt

#FuckYeahSatanicBoyfriends

Anyway, la cosa contiunó, y con algo de tiempo libre me pongo a ver qué hubo en los sesentas, así encontré The Walpurgis Night.

Una producción española y alemana que se desarrolla en las montañas de Francia. Típico que dos chicas andan buscando la tumba de un vampiro en el bosque, se les acaba la gasolina y se quedan unos días en el ‘castillo’ de un desconocido que vive sin luz, sin teléfono y lejos de la civilización.

El nombre original es La Noche de Walpurgis, pero al lanzarla en América fue renombrada como The Werewolf VS The Vampire Woman.

La historia tiene sus tropiezos, mal doblaje, escenas injustificadas de tetas, maquillaje impecable y un hombre lobo muy decente, sí, señora.

Disfruté mucho de la música y los sonidos nocturnos, de fantasmas y viento. Es de esas películas que proponen en la trama que el horror es erótico, de esas en que están matando a la morra y tiene una cara de orgasmo, en vez de espanto. Loooooved it.

Postdata: No quedé muy satisfecha con la calidad de la sangre.

La noche de Walpurgis o The Werewolf and the Vampire woman

wvsvw

tumblr_m6s71hiREx1qd3ucoo1_500

wwolfshad12uf7.2796

tumblr_m4yvcv3S5y1qb5tu1o1_500
2454891793_7ab9556edd_o

600full-barbara-capell

Me encanta verles el maquillaje y el cabello a las actrices sesenteras/setenteras: THE-BEST-BETCH.

Continuando con el recuento y para dejarles una santísima trinidad, también voy a recomendarles ‘Satanico Pandemonium, La Sexorcista’.

Una película de Gilberto Martínez Solares, 1975, filmada en Tepoztlán, Morelos, contando en su elenco, nada más y nada menos que con Enrique Rocha, como Lucifer. (Oh-my-god!).

Enrique Rocha, Satánico Pandemonium

Será que yo siempre he tenido una fijación con la voz y el aspecto de Enrique Rocha como de esos hombres mayores, de mundo, refinados, guapos, de mucho dinero, con una copa de vino en la mano jajajajaj y que luego me lo pongan como Luzbel: Fuck My Satanic Enrique Rocha (Ya dije, aunque les dé asco).

Anyways, la muvi es sobre una monja que está internada en un convento y es tentada por Lucifer. El Diablo toma distintas formas para hacerla pecar y la convierte en su esclava sexual (Oh, yeah!).

La verdad, ese plot de las monjas erotizadas, me da como asquito…  yo creo que es porque crecí en un ambiente bien católico, en retiros espirituales en conventos y tal, que ver a una monja masturbándose me causa conflictos psicológicos que no quisiera discutir. Este rollo de ver a monjas desnudas, me dio horrores, así que hasta cierto punto, la película cumplió su objetivo. Ew, disgusting.

Tengo entendido que Salma Hayek se inspiró en el papel de la monja esta, para su película From Dusk Till Dawn (a mi no me miren, ni sé cuál sea).

Satanico Pandemonium, La sexorcista, 1975.

Satanico Pandemonium II

Satanico Pandemonium III

Satanico Pandemonium IV

Satanico Pandemonium V

Satanico Pandemonium I

Les dejo las ligas de Youtube donde pueden verlas completitas. He comprobado que a veces la liga a la película completa no funciona o la deshabilitan; si no jala, vayan directamente a Youtube, ahí la buscan y seguro sale.

Satánico Pandemonium no la encontré en línea, se las debo, pero debe estar en algun lugar del Torrent.

Alucarda

La Noche de Walpurgis

Por ahora tengo más películas en filita por ver. Si saben de una, déjenme el hint.

Julia dream

Posted On 25 febrero 2013

Filed under arte, cine, música

Comments Dropped leave a response

A summer’s poem written in water.

 

A short film, by Raúl González.

Lucía, Luis y el lobo

Posted On 6 octubre 2010

Filed under cine

Comments Dropped one response

Jules me dijo “Esto te va a encantar”, y no se equivocó. Se los comparto.

Luis

Lucía

The fall

Posted On 20 septiembre 2010

Filed under cine, India, memoria

Comments Dropped 4 responses

Hoy abrí los ojos y ni siquiera había sol. Me desperté un minuto antes de que sonara la alarma para ir al yoga, pero no me levanté, me quedé en cama pensando. Quise leer lo último de mi libro de Estrellas y Planetas, pero estaba muy oscuro y no podía ver las letritas. Tuve a bien entonces a ver la que ahora se suma a la lista de mis películas favoritas: The Fall, by Tarsem Singh.

Di con ella por un blog que ni me acuerdo cuál es y me enamoré del tráiler. Por favor, por favor, por favor, por favor, véanla, es lo mejor que hay en el mundo de las películas chidas de la galaxia de directores genios del universo del cine.

La muvi dice que está filmada en un chiiiiiingo de lugares, África, India, Praga, Latinoamérica, Turquía, Rumania… total que se fueron por el mundo y la verdad estas son las muvis que valen la pena. No recuerdo escuchar que estuviera en el cine (parece que la muvi es del 2008 o 2006) y no entiendo como gastan trillones en pagar a un güey actor que ni actúa bien… en cambio si se invirtiera en tomas, en fotografía y cotorreos aplicables como en esta muvi, creo que habría cine de más calidad y habría mucha más variedad de temas y locaciones… no sé, estoy divagando.

Me la pasé llorando y llorando y llorando tooooda la película… no sé si ando en mis días o qué,  pero lloré taaaanto… Entre lágrima y lágrima que me limpiaba con la almohada, me di cuenta que algunas locaciones eran palacios que visitamos durante nuestro viaje a India.

Pfffttt!!! Me la pasé también gritando “Mira, ahí: yeeeeey!”, cada vez que reconocía un lugar jajajaja Les dejo una muestra chiquita.

Esta toma está hecha en el Pink Palace de Jaipur, India. No recuerdo muy muy bien la historia, pero resulta que una reina (no me pregunten cuál) no podía dejar el castillo porque su rey no quería que nadie la viera. Por estas razones fuertísimas, la Maharani (palabra que significa “reina”) no podía salir ni disfrutar del mundo, y entonces el rey, osea el Majaraja (que significa “rey”, pronúnciese “maharaya”) le mandó a pintar las estaciones del año en cada una de las puertas de este palacio.

Cuando fuimos, estaban dándole una manita de gato a las puertas, la madera y la pintura.

Mientras nos tomábamos estas fotos se escuchaba música que provenía de una habitación que no pudimos ubicar. Al parecer el palacio tenía visitas importantes, familiares del rey o algo así, y les gustaba escuchar música durante su estadía. Los músicos permanecían en un ala escondida a la familia real y los ecos del palacio hacían su trabajo resonando la música para que los monarcas la escucharan desde los pisos de arriba. ¿Romántico, no?

Este otro lugar se llama Fatehpur Sikri.

Tuve un poco de problemas para ubicarlo, porque me parece que la magia del cine ha agregado escalones para que se viera más majestuoso, además de que para la muvi han limpiado todo concienzudamente.

Esa puerta que ven ahí es la puerta principal de Fatehpur Sikri y realmente luce algo así:

Si le dieran la espalda a esa puerta y voltearan hacia abajo, verían esto:

Y si caminaran hacia adentro de la puerta, verían lo siguiente: Un mercado ambulante que raya en lo pintoresco y asqueroso. Es el mundo de las chácharas caras, porque en realidad ahí tooodo lo han aumentado un 90% No compren ahí cuando vayan. Ahí vimos lo peor de India: niños dormidos entre moscas y puercos, gente enferma agonizando en los pisos, gente bañándose en charcos… chale, otro día les subo un post específicamente de Fatehpur Sikri, ahí nos pegó un desmadre psicológico de darnos cuenta lo que pasaba en el mundo y lo afortunadas que eramos de tener una casa, un grifo con agua potable y una cama con sábanas limpias. Increíble.

Total que la puerta me parece que sí es. Les pongo un video que filmamos del lugar para que se den una idea:

De la muvi, una de las escenas más bonitas y de amor es esta:

Creeeeo que se llama Akbar Palace. Es un palacio que está justo frente al Taj Mahal y es absolutamente precioso. Todo relumbra porque está hecho de marfil y entonces con el sol, uno no puede con tanto brillo y tanta hermosura junta.

No pudimos tomar una foto de frente porque esos jardines estaban cerrados, pero aquí unas que tomamos del lado derecho de este castillito, más o menos para que se den una idea.

Esta toma está hecha justo al lado de la toma anterior. Es quizá el lugar de donde puedan tener la mejor vista del Taj Mahal, ya que no hay otros castillos a su alrededor.

Esa construcción que ven a lado derecho de la toma es esta:

No pudimos tomar una foto como esa, ya que detrás de donde están los actores hay un jardín que en tiempos de Akbar servía como espacio para un mercado tipo La Alameda, donde la raza iba a pasear y a ligar doncellas damiselas damas de honor. Luego, nos enteramos que durante la caída del imperio de Akbar lo usaban como campo de futbol (házme el rechingado favor).

Desde ese lugar donde están los actores, pude tomar esta foto:

Ese río se llama Yamuna, otro día les armo un post con fotos de toooda la vista del Taj Mahal, se les van a caer los calzoncitos. Todo esto fue nomás un comentario ahí de sobremesa, pero resumiendo (como diría Sabina), la muvi es excelente, la música preciosa y la fotografía extraterrestrial. Búsquenla, de verdad, vale la pena las horas que se pueda tardar en bajarse o lo que puedan pagar para tenerla original.

The fall rockea enormemente.

Mi vida en dvd región 1

Posted On 18 abril 2010

Filed under catársis, cine, evasión crónica

Comments Dropped one response

Casualmente (creo), esta semana dos personas desconocidas entre sí casi me obligaron a ver dos películas distintas asegurando con todos los huevos del gallinero que yo me parecía a tal personaje que aparecía en el filme.

Primero dije: chingado, así de predecible y encajonable soy que hasta Hollywood tiene una categoría para mí.

En la estantería para directores de cine hollywoodense está primero la etiqueta “Heroína de la muvi de cienca ficción”, luego “Girl next door”, luego “White trash american slut” y así más pa’bajo seguía “Lix Gutiérrez” que se traduce a “Vieja rara, con un encanto medio macabro, con una vida más o menos ojete, sin encontrar nunca el amor pero que al final de la muvi termina sola pero feliz”.

Me dio curiosidad al principio, pero luego mientras veía las películas sentía un saborcillo amargo y varias veces quise detenerlas y apagarle a la tele.

Me daba miedo ver qué le pasaba a la vieja de la muvi porque sus problemas podrían ser mis problemas, me clavaba mucho en sus diálogos, en su manera de hablar, en sus decisiones… yo pensaba “Chale, ¿así me veo? ¿esa impresión doy? ¿qué tanto me parezco?” Quería respuestas precisas… me dio una comezón terrible y una incomodidad de estar en mi propia piel.

En mi mundo bizarro, sentía que si yo las veía sería como cumplir una profecía, que le estaba haciendo trampa al destino al asomarme a ver mi futuro, porque ese era el futuro que me vaticinaba la gente que me conoce.

Anyways, una de las películas en cuestión es “A Lot like love”, una película de romance rancio con Ashton Kutcher y Amanda Peet. Según el crítico que me obligó a ver la película yo estoy cagadita a Emily (Ojo: El crítico no dijo que “Emily está cagadita a mí, sino que yo estoy cagadita a Emily, a pesar de que yo llevo más años en este mundo que ese personaje, yo debería tener derechos de antiguedad).

Es una vieja medio rocker-loca-indecisa-histérica-infantil-sensible-vatesca que tiene por ahí una historia de amor con el Kutcher, no les contaré la trama porque uuuuffff, tienen que verla (esto es sarcasmo, by the way).

En cuestión de mi vida y en base a las relaciones que tiene mi vida con la película, la mujer se da de topes cada vez que hace una decisión. Es actriz, lo que podría relacionarse conmigo porque soy Libra y los Libra tendemos a ser así, como muy etéreos, muy dispersos. Guarda sus problemas debajo de la cama, en lugar de enfrentarlos, resulta ser fotógrafa, no le importan mucho las consecuencias porque está acostumbrada a equivocarse y tal y tal y tal.

La verdad es que me di cuenta que soy todo un estereotipo, no tengo nada de original, soy igual que un chingo de Amandas Peets: super mayor life failure.

No me da bajón como tal, pero digo, chale, qué predecible soy en esta película-vida.

La otra muvi era “Coco avant Chanel”, la historia de la diseñadora francesa que blablabla… No entendía varias indirectas que me daba el otro crítico que me recomendó esta película y creo que para no meterse en pedos no me dijo muy bien en qué me parecía yo al personaje… yo solita luego di con algunas pistas.

En el filme, la Chanel es una chava media rebeldosa para su época, se viste un poco masculina, tiene encanto con personas de su mismo sexo, es esclava del hedonismo a pesar de su dignidad, un poco vamp pero siempre haciendo el rídiculo… todo está bien hasta que la pintan como un espíritu libre pero sin amor.

She rises above everything, but with no man or love by her side… una historia de feminismo en la época del machismo, muy aclamada pero sola. Chinga, me preocupo que me vieran en este personaje mucho más que en el de Amanda Peet.

No quiero ser ellas, quiero ser otra… pero hasta cierto punto no puedo hacer gran cosa para cambiar la manera en que otros me ven. Aunque los críticos que recomendaron estas películas no son particularmente mis almas gemelas, ni me conocen como la palma de mi mano, esta es la percepción que tiene de mi una persona que me conoce medianamente, ¿qué hacer para cambiarla cuando siempre has tratado de ser tú misma sin importar el lugar o la circunstancia?

La gente siempre le apuesta al futuro de los demás en base a como va su vida hasta hoy, doy gracias a que le vida puede cambiar de un minuto a otro radicalmente.

Generalmente la opinión que tienen de mi futuro los que me conocen es “Te veo casándote a los 40, con un güey extranjero”.

Yo tengo miedo de que es probable que nunca me case, que viva a los 50 años en un apartamento-chiquero en París, no porque sea mi ciudad favorita, sino por poner el ejemplo de artista exiliada política. Me veo sentada en un escritorio, escribiendo en una sala con chingos de libros, hay algunos gatos paseándose por ahí (no porque me gusten los gatos, sino porque es el esterotipo), esperando a un colega pintor o fotógrafo que viene aterrizando huyendo de Latinoamérica, terminando una novela malísima que todos los editores rechazarán de nuevo, siendo todavía una adolescente mental… no sé, no veo muchas otras opciones más lejanas a este escenario, influenciado visiblemente por las historias de Cortázar… tengo esperanza de que sea distinto.

Qué difícil es esto de vivir tu propia vida y no saber qué hay para ti mañana, no tener idea de donde vas a terminar este día…

¿Qué tanto hay de cierto en que yo me parezco a esos personajes? ¿Mi futuro ya está condicionado a mi estilo de vida actual? ¿o puedo confiar en que una fuerza superior lo puede cambiar a pesar del pensamiento colectivo de que soy una copia al carbón de personajes de películas?

Pero lo más importante: ¿Cómo evitar el futuro inminente que otros preconciben para ti cuando ese futuro no es de tu agrado?

The Skeleton Dance

Posted On 25 enero 2010

Filed under cine

Comments Dropped leave a response

Cuando en 1929, Disney se puso creepy en The Skeleton Dance. Creo que es una joyita del siglo pasado. Total flashback a la infancia. Disfruten.

Este es de 1939, Mickey Mouse. Clávense del 2.35 al 2.55, jajajjaj había olvidado lo cute que era el Mickey Mouse original (:

Mast Kalandar / Ram Lakhan

Posted On 14 octubre 2009

Filed under cine, India, Las Gutiérrez, música, viajes

Comments Dropped one response

Como dije hace algunos posts, cuando estabamos en India nos la pasabamos viendo Mtv India, que era un canal súperdivertido. Nomás andabamos diciendo “Quéee pedo con ese videoooo?”  o “Guat de foc?” jajajaja

Sacamos la conclusión que los videos allá son más divertidos y tienen una producción bien chida que suponemos que tiene que ver con Bollywood muy directamente.

El caso es que yo me clavé bien cabrón con una canción que pasaban a cada rato, supongo que era el hit del momento, porque hasta la escuchabamos en el radio: Mast Kalandar, que es como la rola del soundtrack de una muvi que se llama “Hey Baby”, cantada por Shankar Ehsan Loy. No me pregunten por la rola ni por la muvi, no tenemos idea, si saben algo, pasen el chisme.

Anyway, aquí les dejo la rola que está CHINGONA, no la he dejado de escuchar desde que llegamos.

Súbanle al volúmen y noten algunas cosas:

1. La manera en que bailan, es como ridícula pero allá parece que es la moda.

2. Que en las producciones siempre tooooodos tienen que bailar la misma coreografía, o sea, entre más gente haya bailando en una misma escena, mejor!

3. Miren cómo todas las mujeres usan saris bien chidos. Allá así es siempre, en las calles, en las tiendas, en toooodas partes, aunque las mujeres sean campesinas o sirvientas o pobres o lo que sea, siempre traen saris bien bonitos.

4. Los hombres son guapíiiisimos!!!

Me encanta el parecido que tiene la música hindú con el flamenco, en cuanto a cante y baile… uufff y el beso en el minuto 2.47: OH-MY!!!!

Observando realmente con atención encontré mucho parecido a una rola que me gustaba desde hace mucho tiempo de una película hindú setentera que se llama “Ram Lakhan”. Las cuatas y yo nos encontramos la película hace como diez años mientras le dabamos al zapping cuando por primera vez nos pusieron Cablevisión en casa; nos quedamos viéndola y era como un choc ver por primera vez una película de la India.

Cuando pasaron los años supimos que la película era esa y que la canción que nos encantó se llama “My name is Lakhan”. Incluso Mtv tiene un anuncio del canal con un pedacito de esta canción que dice: “My name is Lakhan, sajanon ka sajan mera naam hai lakhan”. A ver si la reconocen.

El actor les puede parecer conocido, se llama Anil  Kapoor, quien entiendo es una leyenda en India; salió del presentador del programa en la peli “Slumdog Millionaire”.

Sobre este video chéquense alrededor del minuto 4.00′ cuando comienza a cantar la chava.

Así cantan toooodas las mujeres, es como la manera del cante tradicional. Lo sorprendente es que actualmente en India, las rolas en el radio de baladas o de rock o de lo que sea, en las que canta una mujer, son cantadas así. Es chistosísimo que tengan que fingir la voz así.

Kumiko y yo nos la pasabamos cagadas de risa y cuando estabamos en la habitación una tarde le tomé este video cuando debutaba como cantante hindi jajajajjajajja.

En resumen: la música hindi es una maravilla.

“Witchcraft, bloody sex and blasphemy”

Posted On 10 septiembre 2009

Filed under cine, manías, Satán, witchcraft

Comments Dropped leave a response

 

 

 “Häxan” es entre otras cosas un silent film sueco, terminado en 1922 por un señor que se llamaba Benjamin Christensen. Un rarito que un día en Berlín se encontró con el Malleus Maleficarum (no el original, obviously) y se embarcó en la deliciosa tarea de hacer un filme sobre brujería.

 El nombre mismo significa “Las Brujas”.

El filme busca dejar claro que la brujería era nomás la respuesta fácil a problemas como el sonambulismo o varias enfermedades mentales. Equis, todos ya sabemos eso.

El caso es que tiene un extracto bien buena onda sobre un Aquelarre; la manera de ilustrarlo es más bien creepy, contando que el formato de cine silente ya le da el ambiente creepy, y tiene elementos graciosos como los siguientes:

– 0.11′ Una señora comienza a parir pequeños demonios

– 1.33′ (No sabía que Satán tenía abuela)

– En el 1.52′ aparece el esqueleto de un caballo que de verdad me asusta, es una figura que ya había visto de niña no sé en dónde y durante mucho tiempo me causó pesadillas. Esta figura es la cosa que definió mi atracción hacia el filme.

– 2.13′ Aparece un Diablo enorme que es como una puerta, esa figura es increíble, es genial.

– El bebé del 3.05′ es disturbing. Imagino que si yo estuviera en ese Aquerlarre y fuera real me estaría cagando de miedo.

– La orgía del 3.18′, me encanta. La haría un musical y tendría mucho éxito jajajaja

– ESTO ES LO MEJOR: En el 3.37′ hay un Diablo masturbándose.

– Aunque también compite con el 3.55′, donde hay que hacer fila para besarle las nalgas a Satanás (how satanic is that?)

Me encanta porque el filme está todo fuera de lugar en su época, (leí que estuvo vetado en Estados Unidos) y porque es libre para dibujar al Diablo y lo retorcido que es alabarlo. Por cierto, el Diablo está interpretado por el director mismo, Don Christensen.

En fin, este cortito es un eye candy. Enjoy.

http://www.youtube.com/watch?v=eq2_jVmJ6wA&feature=related