Black Metal ist Krieg: Un acercamiento al Black Metal

Black metal meme

… And I like my black metal just like I like my men: raw and atmospheric.

La primera vez que escuché rock (conscientemente) fue Guns and Roses, estaba en secundaria y me acuerdo que ponía el Use Your Illusion I y detenía el cassette de vez en cuando porque me aturdía tanto ruido junto. No me molestaba, más bien la música me ponía ‘restless’, me daba un poquito de ansiedad que me generaba mucha energía y no sabía que hacer con ella.

Obvio, tomen en cuenta que a esa edad mi background musical era Michael Jackson, Timbiriche, Flans… y de pronto (no me acuerdo cómo di con el cassette): November Rain.

Mi yo pre-adolescente se quedó así:  O.O  cuando vi a Slash tocando un solo frente a una iglesia en medio de un desierto. Mi niña precoz dio un gasp cuando vio a Axl Rose en shorts de licra blancos, oh-heavenly-sight, nunca más otras nalgas en licra opacaron a las de Axl.

Anyways, en mi inminente encuentro con la adolescencia encontré un punto de alivio a mi ansiedad en el rock y comprendí que su uso práctico y real es de descarga de energía extra, de liberamiento de ansiedad, de enojo, de estrés y de todos esos desmadres psicológicos que nadie nos enseñó cómo liberar.

Y supongo también que ese es el significado de la música en general, liberar emociones o sentimientos, pero en el caso de la música pesada, oh boy… 

Con el tiempo evolucioné a géneros cada vez más ruidosos; me acuerdo que en la prepa me quedaba dormida escuchando en el Walkman el Vulgar Display of Power, de Pantera (Happy days). Pasé por muchas bandas de rock, punk, metal, hasta que: Black Metal.

De ninguna manera soy una persona capacitada para explicar el Black Metal, pero todas las cosas complicadas requieren una justificación por su complejidad, y me siento segura de justificar un poco porque entiendo cómo funciona el Black Metal en mí.

Cuando escucho una buena banda de este género, siento unas ganas irresistibles de golpear mi cabeza contra una mesa repetidamente, como un martillo.  Quiero gritar hasta que vomite los pulmones por la garganta, hasta que me ponga morada y se me salgan los ojos de un saltón; me dan ganas de golpear cosas con los puños cerrados… Mi hermano comparó un día el riff de guitarra de una banda de black  metal con el “Crunch de galleta María” and I totally dig it. Muerdan una galleta María y el crunch que oyen adentro de sus oídos, multiplíquenlo por milputomillones, transfiéranlo a música y así se siente el Black Metal. (Gracias, Dios, por darme un hermano conocedor de la materia).

El Black Metal consiste en una serie de riffs repetidos en frecuencias rápidas y estridentes, puede que sean insoportables, pero el truco consiste en saber que el Black Metal está creado para inducir un trance, un estado de congestionamiento en el cuerpo que sólo es liberado a través de un ‘headbang’,  eso que hacen los rockeros cuando agitan el cabello y toda la tocada se queda oliendo a Pantene.

Cuando vi que pude alcanzar el trance y quedarme cómoda ahí, busqué hermosismo y di con el Atmospheric Black Metal. And I’m in love.

Podríamos discutir horas sobre la parafernalia del Black Metal, el origen, los spikes, el corpsepaint, los logos de las bandas, los nombres, la ‘filosofía’, los ‘trues’,  los temas que aborda, hombre, que esto da para una puta tesis… pero no lo haremos hoy, quizá luego.

Por ahora quiero compartir con quienes se dejen, una selección de mis piezas favoritas, recientes y más impactantes. Alomejor como un acercamiento indefenso e inocente al Black Metal.

Si nunca han escuchado Black Metal en forma y no andan de humor de oír algo nuevo, no escuchen nada de esto hoy.

Pónganlo en su lista de YouTube de “Watch Later”, para que un día, cuando se sientan cómodos consigo mismos y quieran escuchar algo nuevo sin juzgar y con la inocencia de un primerizo ávido, escuchen algunos de estos temas sin repulsión.

Dénle tiempo, Black Metal has to grow on you.

El que se siente bien “true” y dice que no oye nada más que Black Metal, es un pendejo, porque el Black Metal no puede escucharse todo el tiempo, y el que de verdad lo está oyendo todo el día, no lo está apreciando.

El oído para el buen Black Metal se pierde si uno se abandona a él, es la naturaleza de un género musical agresivo, rápido y violento, como lo es éste… una cosa complicada.

El caso es que paso a dejarles un par de cosillas interesantes para newbies. Los que se sientan muy puristas y ortodoxos, pasen a chingar a su madre, aquí voy a poner nomás lo que me gusta.

Dark Throne – Quintessence

Una canción escrita por Varg Vikernes, cuya temática es la inmortalidad/omnipotencia de aquellos que dejan que sólo una fuerza guíe su vida: SATAN. This ist Krieg, dudes, I tell ya’. Puede o puede que no coincida con estas diatribas satánicas, pero:

“Only one single lamp do show me this way
And that is the eye of Satan”

¡EPIC!

Nargaroth – A whisper underneath the bark of old trees 

Nosotros le decimos “Nalgaroth”. Le comenté a Raúl que esta rola quería que fuera el soundtrack de mi funeral (True!), que esté en loop en el cuarto donde tengan mi ataúd. Los growls (a mi gusto) deben ser así, inaudibles, y tiene una melodía escondida que me llena de cosas bonitas y me hace sonreír (Noña!), es una de mis favoritas por su cadencia. Contiene un diálogo extracto de un filme de Fritz Lang, M (1931). La muvi trata de un asesino de niños (Peter Lorre) que escucha voces que lo obligan a matar. En la rola suena la confesión del asesino: Desgarradora.

Hermóðr – Slutet På Hans Sista Resa

Atmosférico, esférico, sueco, reciente, lanzado en el 2012. Mi reciente obsesión.

Alcest – Solar song

Una banda francesa, nuevita, famosa por mezclar Black Metal con Shoegaze, con un resultado dudoso de que el Black Metal vaya, en un futuro, por un camino true y ortodoxo. Esto es hibridez pura y hermosa, algo que le dicen Post Metal (Dude, we’re old!).  Me recuerda un poco a Sigur Rós (I know, weird, isnt?). El cantante, Niege, es una joya! Talento hasta en los calzones.

Falgar – La dama del alba

¡Señores, Black Metal Latinoamericano! De Puerto Rico y en español, qué chulada. Suena mucho a Dark Throne en su etapa gloriosa, creo yo. Amo los growls en español.

Y eso es todo.

Ahora, pongámonos corpsepaint y seamos TrueBlackMetals para siempre:

Black Metal Grumpy Cat

Black Metal Grumpy Cat II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s