Alabado sea!

Antes que nada déjenme abogar por el siguiente post con esta canción de fondo: El General específico.

Ahora sí, volviendo a nuestra transmisión habitual, con el soundtrack del fin de semana y de permanencia voluntaria, he de aceptar que sí, que efectivamente, pants have got to go: Alberqueamos.

Del verbo alberquear (tú alberqueas, nosotros alberqueamos, ellos alberquean, vosotros también), que básicamente significa que nos tomamos dos días de relajamiento que te cagas y nos largamos a nadar. Alabado sea el Señor.

Es que deja tu el estrés, la calor!!!

Por si no lo habían notado, Monterrey es el infierno y claro, por supuesto que hemos alcanzado los 42 grados cualquier día de estos. Pos oye, uno también quiere quitarse la ropita y beber para prevenir la deshidratación (o deshidratamiento, diga usted).

Nos fuimos a remojar el cuero (ew!) y esta vez sí tiramos hueva total y absoluta: alberquita,  room service, películas de asesinos y fotógrafos, malteadas de vainilla y flojera por doquier.

Es que yo digo que hay que encontrar un pinche oasis en medio de todo este desmadre, yo digo.

Entre otras cosas, aplicamos la técnica conocida como “La  paparazzi”, es inevitable. Me lavo las manos de este atentado contra la privacidad, toda masterpiece de Raúl Navajas.

He creado un monstruo. Me deslindo de esta abominación.

No hay moraleja aquí, este post es nomás para presumir la hueva. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s