La hippie

Posted On 19 octubre 2010

Filed under cotidianeidad, locuras, stalker

Comments Dropped leave a response

Desde que nos habló de lejos ya sabíamos que estaba loca, pero no sabíamos qué tanto.

La cotorreamos porque se veía bien hippie, una señora hippie con una guitarra colgando de la espalda, el cabello blanco de canas, pantalones de campana, pulseras y todo el estereotipo.

Cuando se acercó y comenzó a hablar sentí un asco horrible, se mojaba los labios demasiado y de tanto que lo hacía tenía seca la boca. No sentí la vibra de amor y paz, y mucho menos de “ama a tu prójimo”.

Me dio la impresión de que le coqueteaba al Queqs y me dio asco. Sus maneras no eran honestas, no se veía sincera, disimulaba cosas y su voz era fingida. Tenía un speech preparado sobre el amor y la paz y el Reino de los Cielos.

Bullshit.

En algun momento pensé que tenía alguna enfermedad mental, pero no, luego concluí que era sólo sociópata, una deficiencia emocional, quizá.

Hablaba de sirenas que vivían en el río que pasaba cerca de su casa, dijo que ella venía del Cielo, que la luna y las estrellas y pendejadas a las que no quise seguir poniendo atención.

Está chido estar loco, pero estar chiflado es una mamada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s