Wisdom of dreamcraft

Posted On 23 septiembre 2010

Filed under sueños, witchcraft

Comments Dropped one response

Atendiendo viajes de negocios, García acaba de regresar de Santa Fe, Nuevo México. Consigo trajo el mejor regalo de todo el pinche mundo mundial.

Es una almohada pequeña, como del tamaño de una mano grande, que va hecha por indios en una reserva en Taos, Nuevo México. Está rellena de un centro de gomita, chiclocentro de sabor, fiesta y mucha diversión.

Me trajo unos libros bien padres que me convencen poco a poco de visitar una reserva en mis próximas vacaciones.

Total que la almohadita está forrada con tela así bien western y rellena de hierbitas, lavanda, yerba santa, sándalo y cositas que te ayudan a obtener claridad en los sueños y descubrir cosas mágicas en ellos. Debe ponerse bajo la almohada y mantenerse ahí.

Hasta ahora el olor ha invadido mi cama de tal manera que está aromatizando toda la habitación y todo es delicioso, todo me vale madre, me siento en el campo, respiro bonito y a toda costa regreso a la cama a arremolinarme un ratito, luego me levanto. Me acuesto y me levanto, me levanto y me acuesto.

Qué don tiene ese García para atinarle a los regalos. Gracias, hermano.

One Response to “Wisdom of dreamcraft”

  1. Fragmentos de sueños « Buenas noches, galleta bebé

    […] El hombre quemándose y los otros hombres con pedazos de homúnculos saliéndoles del cuerpo. Esa almohada mágica de los sueños está teniendo un éxito en mi […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s