Monsieur Cyril de Guindre

Posted On 20 septiembre 2010

Filed under Literatura

Comments Dropped leave a response

“La cena fue servida, como de costumbre en la terraza de los sauces llorones. Cyril se había sentado enfrente de Thibaut, al otro lado de una mesa de bronce en forma amapola, y soñaba entre fragancia del jardín y el aroma de la comida. Tenía los ojos cansados. Dominique andaba alrededor de la mesa con un paso suave, sirviendo platos delicados, un pollo relleno de hígados y sesos de tordo, trufas, almendras picadas, conserva de rosas con unas gotas de un licor divino. Este pollo, que habían tenido en adobo -desplumado previamente, pero vivo- durante tres días, había sido asfixiado finalmente con vapores de pachulí hirviendo: su carne estaba cremosa y tierna como una seta fresca.

Tras una crema de espárragos y ostras batidas siguió una serie de extraños y suculentos pasteles, todos blancos, aunque tan variados como los animales de un parque zoológico. Cyril y Thibaut los fueron probando todos, conversando de vez en cuando mientras escuchaban la música que tocaba un chico vestido de ángel.”

El séptimo caballo y otros cuentos, Leonora Carrington


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s