La modernidá

Posted On 2 agosto 2010

Filed under cotidianeidad

Comments Dropped 3 responses

Demasiadísima y muy ridiculísima ropa interior, no hay cajón que abarque mi obsesión con los calzones… los brassieres me dan igual, como no tengo una gran dotación de bubs, da igual, y la verdad prefiero andar sin bra, una conoce así muy bien la libertad.

Mamá, harta de la vulgaridad californiana, mudó mi ropa a través de varios cajones, cómodas, estantes y organizadores que sólo agudizaron su coraje contra los rebeldes. Hubo un tiempo en que la guardaba en bolsas negras para la basura, porque no había cajones…

Con la modernidad y la llegada del hombre a la luna, la humanidad tenemos la oportunidad de disfrutar del plástico, una cosa muy útil y casi indispensable.

Mamá compró estos cajones azules de muy mal gusto, pero taaaaan prácticos, vieras…

No tengo que doblar nada y  sólo tengo que echarme un clavado para sacar una tanga, unas medias, unos calentadores para el flamenco o unos calcetines para las botas.

Estos plásticos azules son la mejor nueva adquisición y más grandiosa inversión que mi madre ha hecho en su hija.

Gracias, mamá de pollo.

3 Responses to “La modernidá”

  1. magenta

    Yo tengo una tanga igualita a esa de calaveritas con listón rosa. Un día deberíamos ponernos de acuerdo y salir así a la calle jajaja sí cómo no :)

  2. oxiborick

    jajajajajaj ya me imagino jaajjajajaja

  3. amenimomakezu

    me invitan! yo tb tengo una :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s