¿Lisbeth o Lizbeth?

Posted On 30 julio 2010

Filed under Literatura, witchcraft

Comments Dropped 4 responses

En mis incursiones a la sección de niños en las librerías, la semana pasada me encontré conmigo misma. Literal, no en sentido figurado (bueno, un poco).

Un libro rojo con grabados en dorado me hizo “wink-wink” a lo lejos.

“¿Pero, vamo’ qué’jejto?” (pronúnciese con acento andaluz)

Es un libro de cuentos para niñas, una cajita contiene dos tomos, un cuento y un libro con una genealogía de brujas que se llama “Girmorio: Brujas y Hechizos”.

La genealogía es una especie de recuento a través de la historia de todas las brujas famosas que han existido. Al hojearlo te das cuenta que es ficción porque aunque el árbol genealógico inicia con Lilith, el resto de las hechiceras son una mezcla de mitos y leyendas, porque también se encuentran Isis (la reina egipcia); Medusa, la doncella de la cabellera de serpientes; Juana de Arco; The Queen Elizabeth y otras mujeres poderosísimas pero con pasado turbio.

La idea que me da es que el libro es un recuento de eso, de mujeres famosas por ser bitches, crueles, selfthinkers… pero todas un poco locas, tan locas como para ser ligadas con la brujería.

Vamos, que es ficción porque Medusa no era precisamente una bruja… pero si a estas vamos, creo que faltaron en estas páginas muchas mujeres mucho más influyentes como Lucrecia de Borgia (la italiana considerada como una virago, de la cual tomo mi nickname en los bajos mundos del interné); faltaría Erzulie, la diosa vevé vudú antillana; y last but not least, mi comadre Erzsebet Báthory, la condesa sangrienta)… aunque bueno, ¿cómo les explicas a las niñas de cinco años (a quiénes va dirigido este libro) que existieron mujeres de esta calaña, por Dió!

El caso, es que, hombre, que faltaron muchas!

Por otro lado, la portada es guapísima y las ilustraciones más, pero se me hizo un poco pesado, un poco fuerte para una niña de 3 o 5 años.

Me da gusto que el Harry Potter haya venido a revolucionar el papel que tenemos los brujos, le aplaudo, muy bien, pero uno sabe también que la brujería es un tema delicado (utilizando la palabra”brujería” como quién realiza magias usando la mente y el corazón, pero también con hierbitas, velas y un par de nombres sagrados).

Este libro soltó un par de palabras fuertes como “maldito”, “Belcebú”, “pacto” y “Señor de las Tinieblas”, aunque bueno, este último sería mejor que “Señor de los Cielos”.

Además pienso que contar la historia de Lilith a una niña de 5 años (considerando que era la rebelde de Dios, abandonó a Adán y le dijo “fuck you” al Paraíso), es muy arma de dos filos.

Las ilustraciones son bonitísimas, eso sí.

Pero a lo que te truje…

Mi sorpresa (que casi rayaba en miedo) reside en que la genealogía viene a explicar las antepasadas de Lisbeth, la bruja.

Es correcto. Lisbeth.

Recalco: La genealogía es como un librito de apoyo para que conozcas a todas las antepasadas del personaje principal del cuento que se llama “La bruja Lisbeth” (¿cómo te quedó el ojo?).

Es casi INCREÍBLEEEE!!!!!!!!!

Me reí, pero no sabía si realmente debía llorar o empezar a invocar espíritus para agradecerles “la señal”; es una mamada de coincidencia, una bofetadita graciosa para los que no me creen, una indulgencia universal, un chistecito local, vamos.

No cuestionen el precio, era una obligación comprarlo… y no he leído el cuento todavía, pero alcancé a ver que es una Lisbeth que se casa con un Edward, que tiene poderes para ver el futuro, y los animales y el clima la obedecen. No nos parecemos, porque la muchacha es peliroja y yo no veo ningún Edward en mi futuro (por ahora) pero digamos que Güero me obedece (simón) y cuando le digo al sol que le baje tantito a su pedo, a veces una nube me hace el paro.

Imagino que es un libro que debo guardar para cuando tenga una nieta de 5 años y le esté pasando el bisnes brujeril, le pueda explicar que es cierto, que la brujería existe y que nosotras venimos de una antigua extirpe casi extinta, que hay que sacar la casta y siempre respetar al Universo y sus fuerzas sobrehumanas… de una bruja a otra.

Lisbeth, házme el reputo favor…. pedir una “Z” no les parece que era pedir demasiado?

4 Responses to “¿Lisbeth o Lizbeth?”

  1. ahatna

    Aunque conozco muy poco del mundo brujeríl el librín se ve super antojable, las ilustraciones, las cartita de Lilith y los colores están muy cool.
    Y por eso de la “S” en vez de la hermosa zeta no te preocupes, en los altos mundos de la interpretación de los nombres por letras las dos significan lo mismo, pertenecen a las personas que actúan secretamente, será?

    besos felices

  2. Laura

    Me encanta este libro!! es precioso, hace dos días me regaló mi novio un cuento de brujas de España (para niñas) y todavía no lo he leído, ya te contaré, pero se asemeja a este. Me encantaría saber si este libro está a la venta, es precioso, me encantaría tenerlo :D

    • estela

      ese libro es una mierda je je je je que asco

      • estela

        me respondo yo misma soy una puta si quieres vente con migo a la cama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s