Mi vida en dvd región 1

Posted On 18 abril 2010

Filed under catársis, cine, evasión crónica

Comments Dropped one response

Casualmente (creo), esta semana dos personas desconocidas entre sí casi me obligaron a ver dos películas distintas asegurando con todos los huevos del gallinero que yo me parecía a tal personaje que aparecía en el filme.

Primero dije: chingado, así de predecible y encajonable soy que hasta Hollywood tiene una categoría para mí.

En la estantería para directores de cine hollywoodense está primero la etiqueta “Heroína de la muvi de cienca ficción”, luego “Girl next door”, luego “White trash american slut” y así más pa’bajo seguía “Lix Gutiérrez” que se traduce a “Vieja rara, con un encanto medio macabro, con una vida más o menos ojete, sin encontrar nunca el amor pero que al final de la muvi termina sola pero feliz”.

Me dio curiosidad al principio, pero luego mientras veía las películas sentía un saborcillo amargo y varias veces quise detenerlas y apagarle a la tele.

Me daba miedo ver qué le pasaba a la vieja de la muvi porque sus problemas podrían ser mis problemas, me clavaba mucho en sus diálogos, en su manera de hablar, en sus decisiones… yo pensaba “Chale, ¿así me veo? ¿esa impresión doy? ¿qué tanto me parezco?” Quería respuestas precisas… me dio una comezón terrible y una incomodidad de estar en mi propia piel.

En mi mundo bizarro, sentía que si yo las veía sería como cumplir una profecía, que le estaba haciendo trampa al destino al asomarme a ver mi futuro, porque ese era el futuro que me vaticinaba la gente que me conoce.

Anyways, una de las películas en cuestión es “A Lot like love”, una película de romance rancio con Ashton Kutcher y Amanda Peet. Según el crítico que me obligó a ver la película yo estoy cagadita a Emily (Ojo: El crítico no dijo que “Emily está cagadita a mí, sino que yo estoy cagadita a Emily, a pesar de que yo llevo más años en este mundo que ese personaje, yo debería tener derechos de antiguedad).

Es una vieja medio rocker-loca-indecisa-histérica-infantil-sensible-vatesca que tiene por ahí una historia de amor con el Kutcher, no les contaré la trama porque uuuuffff, tienen que verla (esto es sarcasmo, by the way).

En cuestión de mi vida y en base a las relaciones que tiene mi vida con la película, la mujer se da de topes cada vez que hace una decisión. Es actriz, lo que podría relacionarse conmigo porque soy Libra y los Libra tendemos a ser así, como muy etéreos, muy dispersos. Guarda sus problemas debajo de la cama, en lugar de enfrentarlos, resulta ser fotógrafa, no le importan mucho las consecuencias porque está acostumbrada a equivocarse y tal y tal y tal.

La verdad es que me di cuenta que soy todo un estereotipo, no tengo nada de original, soy igual que un chingo de Amandas Peets: super mayor life failure.

No me da bajón como tal, pero digo, chale, qué predecible soy en esta película-vida.

La otra muvi era “Coco avant Chanel”, la historia de la diseñadora francesa que blablabla… No entendía varias indirectas que me daba el otro crítico que me recomendó esta película y creo que para no meterse en pedos no me dijo muy bien en qué me parecía yo al personaje… yo solita luego di con algunas pistas.

En el filme, la Chanel es una chava media rebeldosa para su época, se viste un poco masculina, tiene encanto con personas de su mismo sexo, es esclava del hedonismo a pesar de su dignidad, un poco vamp pero siempre haciendo el rídiculo… todo está bien hasta que la pintan como un espíritu libre pero sin amor.

She rises above everything, but with no man or love by her side… una historia de feminismo en la época del machismo, muy aclamada pero sola. Chinga, me preocupo que me vieran en este personaje mucho más que en el de Amanda Peet.

No quiero ser ellas, quiero ser otra… pero hasta cierto punto no puedo hacer gran cosa para cambiar la manera en que otros me ven. Aunque los críticos que recomendaron estas películas no son particularmente mis almas gemelas, ni me conocen como la palma de mi mano, esta es la percepción que tiene de mi una persona que me conoce medianamente, ¿qué hacer para cambiarla cuando siempre has tratado de ser tú misma sin importar el lugar o la circunstancia?

La gente siempre le apuesta al futuro de los demás en base a como va su vida hasta hoy, doy gracias a que le vida puede cambiar de un minuto a otro radicalmente.

Generalmente la opinión que tienen de mi futuro los que me conocen es “Te veo casándote a los 40, con un güey extranjero”.

Yo tengo miedo de que es probable que nunca me case, que viva a los 50 años en un apartamento-chiquero en París, no porque sea mi ciudad favorita, sino por poner el ejemplo de artista exiliada política. Me veo sentada en un escritorio, escribiendo en una sala con chingos de libros, hay algunos gatos paseándose por ahí (no porque me gusten los gatos, sino porque es el esterotipo), esperando a un colega pintor o fotógrafo que viene aterrizando huyendo de Latinoamérica, terminando una novela malísima que todos los editores rechazarán de nuevo, siendo todavía una adolescente mental… no sé, no veo muchas otras opciones más lejanas a este escenario, influenciado visiblemente por las historias de Cortázar… tengo esperanza de que sea distinto.

Qué difícil es esto de vivir tu propia vida y no saber qué hay para ti mañana, no tener idea de donde vas a terminar este día…

¿Qué tanto hay de cierto en que yo me parezco a esos personajes? ¿Mi futuro ya está condicionado a mi estilo de vida actual? ¿o puedo confiar en que una fuerza superior lo puede cambiar a pesar del pensamiento colectivo de que soy una copia al carbón de personajes de películas?

Pero lo más importante: ¿Cómo evitar el futuro inminente que otros preconciben para ti cuando ese futuro no es de tu agrado?

One Response to “Mi vida en dvd región 1”

  1. magenta

    Cuánta contradicción en esa última frase: “¿Cómo evitar el futuro inminente que otros preconciben para ti cuando ese futuro no es de tu agrado?” que los demás veamos en ti tal o cual cosa no necesariamente se ignifica (jajaja) que así tenga que ser… quizá algunos te romantizan, te deifican, te hunden a placer porque están proyectando en tu teatral persona el desenlace de su propio personaje mental que han creado de ti (ájalas). Meaning: no importa qué, siempre harás lo que quieras y terminarás como deba ser. A lo mejor resulta que todo mundo es un pésimo escritor y te endilgan películas que no te corresponden. Ora que en mi caso, te vi en una peli por ahí, pero porque te parecías físicamente… ves, yo no puedo describirte en función de otros porque no me gusta delimitarte así como así :)

    (Por eso mis personajes son tan infelices, los dejo ser libres pero ellos no se mueven de los tres renglones en los que están. Aunque en el papel la vida es de otro modo. Ya me avioné ya ves?)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s