Galvezpiedrowksy

Posted On 18 enero 2010

Filed under Uncategorized

Comments Dropped 3 responses

Lo bueno es que él no lee esto, así que me voy a explayar.

A Alejandro lo conocí en una situación bien del destino. Mi primer contacto con él fue por teléfono y me pareció un güey rarísimo porque se quedaba callado durante mucho tiempo; pero no un callado de incomodidad, sino de avión, así de que hablaba algo y luego se quedaba en la baba pensando como por tres minutos. Que yo le preguntara algo y se quedara callado durante minutos eternos AL TELÉFONO, me frikeaba mucho. Yo me quedaba como tonta “bueno? bueno? estás ahí?” y después de mucho insistir contestaba, decía que estaba pensando.

Yo pensaba “¿Qué pedo con este güey? Está medio tonto ¿o qué?”, con el tiempo me di cuenta que no es tonto, sólo extremadamente raro.

Circa 2003. Cuando eramos Serpens Caput.

Lo veo con mis ojos y me parece adorable y peligroso, pienso que es una de las pocas personas que conozco que sería capaz de cometer un asesinato. No sé por qué así mido la idiosincracia de mis amigos y conocidos: “Tú podrías matar, tú no”, “Tú tienes la sangre fría para hacer tal cosa, tienes la crueldad, eres suficientemente desconectado de este mundo para asesinar, tú no”, no sé por qué.

El caso es que tan peligroso me parece que cuando me ha tocado dormir con él (en el sentido de amigos) no duermo cómoda, temo que pueda asesinarme, temo que ahora sí de plano se le suelte el tornillito y me mande a la chingada.

Le hice una sesión de desnudo por el 2004.

No me malinterpreten, es muy cabal, muy muy inteligente, muy seguro de lo que es y hace, muy conciso, muy neta, pero yo detecto que en algun punto de su vida va a estar a punto de perder la razón, ese momento del tornillo, un click y valió madre. Pero por otra parte, también pienso que no es precisamente la locura, sino que así son los genios, un poco los artistas, los excéntricos destinados a otras cosas diferentes a las comunes.

Lo admiro, y claro, lo amo también.

En una fiesta que no era de disfraces.

Nuestras cosas tenemos en común y peleamos mucho, pero en general me parece que es el concepto del artista encarnado. Voluble, gritón, ojete, sincero, amoroso cuando quiere serlo, suave y sutil cuando va a conquistar, amargado, pesimista, radical, romántico, entre muchos otros adjetivos opuestos.

Antes de una tocada de Modus Virens en el fallecido Roché.

Los guapos en un cumpleaños de Galvezpiedrowsky.

El caso es que este fin de semana estuve en su casa, recogí una escultura que me hizo hace algunos años y que me la había pedido prestada para exponerla en no sé qué evento artístico.

Después de que me enseñó sus diez gaitas, una escultura hecha a base de la piel de un testículo de toro y una fotografía a blanco y negro de su madre puesta en el respaldo de su cama, sacó la escultura de un cajón. Estaba cochinísima, llena de telarañas y polvo, la pintura se había descarapelado porque estaba revuelta con otras esculturas que hace y que luego detesta.

La versión original cuando me la regaló en el 2005.

La escultura es un rostro de un hombre deforme, me la dedicó cuando estaba en su época de dibujar hombres deformes y esculpir penes, a los que los vestía con atuendos típicos de distintas nacionalidades y los bautizaba con un nombre kitsch. Ahí en su libro de bocetos podías ver una galería que consistía en el Pene Alemán (que se parecía a Hitler), el Pene Mexicano (que era un poco indio, un poco mariachi), el Pene Francés (con una boina), el Pene Ruso, el andino, el italiano, el español y así una interminable lista de penes con personalidad.

La escultura en la actualidad, minus la ceja. La tenía como sus patas, chingado.

 

La dedicatoria y la firma del autor.

El caso es que le reclamé por el estado de la escultura y dijo que no importaba, que ya había comenzado en su mente una nueva obra, un retrato mío. No dijo si iba a ser una pintura o una escultura y decidí mejor no preguntar.

No quiero pensar cómo me concibe su horrible mente, la manera en que va a trasladarme a su concepto artístico y putamadre, la técnica que va a utilizar!!!

Alejandro es Galvezpiedrowsky y es de los poquitos amigos que me quedan. Sobra decir que para mí, mis amigos valen sus peso en oro, no sé si hago bien o mal en querer tanto, pero no me arrepiento. Este ya se me casa y lo voy a extrañar dos putazos, ojalá que su esposa me lo siga prestando para las cheves correspondientes, fiestas familiares, cenas con el Embajador y fiestas de gala diplomáticas (:

Hace un rato ya, me escribió esto. Lo comparto.

“SIGNIFICACIÓN DE LA LIX”

La silueta aflautada
los cabellos enarbolados
enaltecida la autora
sus obras
carne viva
tocando
voluptuosidades
Lix ensambla
los perfumes etéreos
las gelatinas mamíferas
en su lente cerebro
se unen
de su pluma y
circunvolución
craneoencefálica
Lizbeth extrae
de su servilleta
estremeciemientos
¿porqué?
no alcanzo a comprender
tal entrañamiento
tal tocamiento de vísceras
como gacela
llegó crepitando
la autora
de las obras
de la carne y de los perfumes
por tanto
hoy las ovaciones
la sumergen
en el gargantúico
peso de su gloria
Lizbeth no despierta
vive onírica
y mete en mi cerebelo
grietas en mi raciocinio
sonrío como narcotizado
es tal la belleza arácnida
alacránida
tarantuloide
de lo que sale de las
manos y gafas foto
de esta citada mujer
que hay veces
en las que su seguro servidor
es sobrecogido
y se siente como un niño maravillado
un infante neo-paleto
unas campanillas resuenan
en la frescura y el misterio
el viento cálido y húmedo
los recuerdos
de eras extravagantes
ahora solo queda Lix de pie
pero llena todo el hueco
compensa
la muerte
de todos aquellos

Los dos manitos.

3 Responses to “Galvezpiedrowksy”

  1. Alex Guerra

    Admirable la forma en que hablas de la gente que te importa y sorprendente ver una foto de Chilo después de mil años sin verlo!

    En fin.

    Saludos!

  2. Karen

    Sigificación de la Lix es precioso, casi tanto como lo que tu dices de Alejandro.

    Un beso.

  3. Nuevas adquisiciones « Buenas noches, galleta bebé

    […] a response Así que cuando andaba de compras con la mamá de Galvezpiedrowsky me encontré a Tomás en patineta. En caso de que quisieran maldecirme, en vez de decirme […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s