CHINGASATUMADRE!

Posted On 12 noviembre 2009

Filed under miedos, soledades

Comments Dropped leave a response

Es increíble cómo mi sexto sentido tiene ya absoluto control de mis decisiones. Me siento extraña haciendo caso a las corazonadas e ignorando lo que veo y lo que escucho porque por eso la gente piensa que hago locuras.

Sé que otros me hablan como se le habla a un cachorrito, acariciándole la cabeza y diciéndo: “ay, pobrecita, es tonta, pero es tan linda, me cae tan bien!”.

Yo misma a veces me sorprendo agarrándome de las greñas con mi sexto sentido porque él ha sido la causa de terminar relaciones, dejar amigos, cambiar de camino rumbo a casa, callarme secretos que me pesan, procurar un encuentro o rechazar un regalo.

Otras veces he vivido mucho tiempo al lado de alguien sin bajar la guardia, temiendo, porque a pesar de que esa persona es buena conmigo, sé quién es en el fondo, presiento su esencia, tengo un mapa de sus reacciones y sé que puede traicionar. Es algo que no puedo evitar y no puedo explicar precisamente cómo lo siento o por qué lo siento.

Es muy difícil vivir así.

Cuando ya eres tan “sensible” a las personalidades, cuando eres hábil para armar rompecabezas que implican los pasados y los presentes de las personas, resulta natural predecir o deducir qué es lo que va a seguir.

Ya empiezo a sentir que algo no va bien y pienso “chingadamadre, otra vez”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s