The four elements have spoken… So be it!

Posted On 14 octubre 2009

Filed under memoria, obsesiones, witchcraft

Comments Dropped leave a response

Justo ayer, el día de mi cumpleaños, perdí mi pentagrama.

Tenía desde enero pensando en que este 12 de octubre me iba a regalar una nueva versión del pentagrama, el cual hasta ayer era de una material chafito y colgaba de un cordoncito de piel que me había aguantado por lo menos unos siete años ya.

Aunque era un accesorio de materiales comunes y corrientes, para mí era el amuleto por excelencia, la representación de todas mis creencias, la conjugación de mi filosofía, mi víctima cuando estaba nerviosa y necesitaba canalizar energías, tristezas, alegrías… en fin…

El pentagrama

Desde principio de año venía pensando que ya era tiempo de mandarme a hacer una réplica en plata, con una cadenita de plata también. Comencé a buscar mis spells para limpiar objetos, para bendecir y proteger, a leer mis libros para ver en qué día era más recomendable bendecirlo, buscando las lunas y esas cosas de bruja.

Buscaba una buena joyería a donde llevar el diseño de lo que quería exactamente y estuve pensando en ponerle una leyenda detrás, con letras chiquitas inscritas en el círculo. Tenía muchos planes, pero no tenía planeado concretamente cuándo comenzarlos (as usual).

Ayer se me perdió. Me lo quité para bañarme junto con mi anillo de plata y no lo volví a ver. No comprendo cómo se pudo perder en el baño! Lo busqué en la ropa sucia, en la basura (patéticamente me puse a vaciar la basura para ver si estaba ahí. Uno no puede pensar en el asco cuando se trata de encontrar su pentagrama), en la coladera, entre las sábanas de mi cama. Pensé que tal vez lo había perdido durante la peda en la noche anterior, pero no, lo tenía antes de meterme a bañar!!!!

Nunca se me había perdido antes porque nunca me lo quito… excepto una vez cuando hacía mi servicio social en la Facultad de Música.

Ese día, me acuerdo, me toqué el pecho para buscarlo y sentí un mareo cuando no lo toqué, no estaba ahí.

De memoria me sabía un spell para encontrar cosas y me puse a repetirlo todo el día hasta que llegué a la casa y lo encontré en el asiento trasero de la Cafetera. Sentí un vuelco en el estómago de alivio al encontrarlo, en aquel tiempo no sé lo que hubiera hecho si de verdad se me hubiera perdido.

Ayer se me perdió por segunda vez y calculo que para siempre…. pero no me duele tanto, lo tomo como una señal. Me dio un poco de tristeza cuando comprendí que se trataba de una señal, una manera del destino de decirme “este año se acaba todo, hay que empezar de nuevo” y que esa señal también significaba que a ese pentagrama (el de la foto) no lo volvería a ver jamás.

Esta vez decidí volcarme de lleno a mis planes de diseñar el nuevo y mandarlo a hacer lo antes posible porque yo no soy nadie sin mi pentagrama.

Ora sí de verdad se acabo todo, literal hay que comenzar de nuevo.

Vaya manera de comunicar un mensaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s